Principal Arriba Entrevistas LDP Videos LFC Historias Negriazules Campeonatos Plantel 1ª Div. Juveniles Institucion Universitario Torneos 2006 Torneos 2005

 

 

Historias y anécdotas que vale la pena recordar...

"25 de Agosto de 1971: LIVERPOOL 1 vs; River Plate (AFA) 1"
Por: Carlos Guerrero (desde Carmelo).
Estadio Centenario.
Juez: Roque Tito Cerullo.
LIVERPOOL: Juan Carlos Hurt, Agapito Rivero, Carlos Pérez, Francisco Campo, José Maldonado, César Quiroga, Abayubá Ibañez, Alberto Gómez, Pierino Lattuada, Francisco Bertocchi y Luis Fontora. Director Técnico: Ondino Viera. Ingresaron: Guzmán Martirena y Linder Moreira.
RIVER PLATE AFA: Luis Barisio, Giustozzi, Rodríguez, Paiva, Jorge Vázquez, Della Savia, Juan José López, Norberto Alonso, Morete, Daniel Onega y Martínez. Director Técnico: Didí
Goles: 13' Luis Fontora(L),89' Daniel Onega (RP).
30000 personas presenciaron este espectáculo en soleada tarde festiva, con la visita del poderoso River Plate argentino dirigido por el brasileño Didí (excelente “centro half” campeón del mundo en 1958), donde se destacaban el negro Juan José López y la figura consular de Norberto Alonso y como marcador de punto nuestro ex defensa Jorge Vázquez.
El tramite fue parejo y con un equipo negriazul que con la ventaja inicial obtenida por el oportuno Luis Fontora controló el trámite del partido, el cual River recién logró el empate en las postrimerías del mismo.

 
Negriazules y millonarios ante la multitud del Estadio Centenario.

Este equipo del 71, que para muchos fue el mejor LIVERPOOL de la historia, tenía convocatoria y además era capaz de jugar competir con cualquier otro del mejor nivel mundial.

"Primer partido oficial con números en las camisetas"
Por: Carlos Guerrero (desde Carmelo).

7 de Octubre de 1951.
LIVERPOOL 1 NACIONAL 1
Campeonato Uruguayo
Estadio Centenario
Público 10000 personas
Juez: Devine.
Este partido tiene de especial que fue el primer partido oficial por un torneo local donde los equipos usaron números en las camisetas.
Las alineaciones fueron:
LIVERPOOL: Carlos Di Matteo, Krickor Kassalián y Julio Villareal, Wallace Prudente, Osiris Romero y Sergio Dumpiérre; Alejandro Pereyra, Francisco Costa, Atilio García, Julio Avalos, Batir Barsamián
Nacional: Peñalva, López y Holdoway, Duran, Gómez y Cruz; Roselló, Javier Ambrois, Martino, Julio Pérez y Enrico.
Abrió el marcador Martino para Nacional  y luego empato para LIVERPOOL Alejandro Pereira.
Como se ve es de hacer notar que el gran Atilio García defendía a nuestra institución en esa temporada y en nuestro ocasional rival jugaba Walter Holdoway , quién surgió de en Liverpool.
(Si el amigo Hector De Ambrosi recuerda más datos de este partido sería interesante conocerlos)

UN GOL DE ANTOLOGÍA
Por Héctor Deambrosi.
Fue en el 57. Último partido del Torneo: contra Peñarol en el Centenario. Los aurinegros, con sólo empatar eran campeones.-  Liverpool, para no descender, necesitaba ganar o ganar.- Cierto que en la Primera Rueda se les había ganado 1 a 0  en Belvedere, pero la cosa no pintaba nada linda. Se preparaban para tomarse revancha y dar la vuelta olímpica al tiempo que nos mandaban a la “B”.- 
Primer tiempo:  Liverpool 2 a 0, con goles creo que del “Chaplin” Abreo y Carlitos Chaves.- A poco de comenzar el segundo, anota Peñarol y  el panorama con 2 a 1 en el Centenario pasaba a ponerse espeso.-
En aquella época, tanto para la movida inicial o las de reinicio, se ubicaban los tres delanteros centrales en el círculo, y el “centreforward” se la pasaba a uno de los entrealas.-  Ëste, lo más probable la pasara para atrás, mientras los jugadores procuraban las ubicaciones más adecuadas.-
Todavía no se habían acallado los festejos por el gol de Peñarol cuando Abreo que esa tarde era el centreforward, se la pasó a Guillermo Pedra, entreala izquierdo.-  Guillermo no titubeó: como impulsado por una catapulta salió corriendo hacia adelante “dribleando” y dejando por el camino a cuanto jugador adversario intentara oponérsele. Como una exhalación pasó por el costado de el centre half y capitán Goncalves,  se metió entre los zagueros, y al enfrentarse a Maidana, (golero aurinegro), se la punteó baja, contra un palo, lejos de su alcance.- Fue contra el arco de la Ámsterdam.- Antes de que la pelota entrara ya Guillermo salió gritando su gol, - y los demás,. para abrazarlo, recién lo pudieron alcanzar, “tackle de rugby” mediante, en la línea media de la cancha, contra la Olímpica, al lado de un monolito de granito rojo, homenaje al Dr, Blengio.- (Pienso que un poquito distinto de hoy, en que la “emoción” de los festejos parece cuidadosamente ensayada frente a un espejo).-
Obvio que allí se terminó el partido: ése en el que por 30 segundos Peñarol se había puesto a un gol de Liverpool.- El resultado final fue 4 a 2.- No recuerdo en mi vida haber visto otro gol en el cual  sólo tocó la pelota un jugador (a más de quien diera el puntapié inicial).-
Guillermo Pedra, goleador en una Cuarta campeona, citado como tal en el 54 a la Preselección de mayores, hizo muy pocos goles en Primera.- Quizá le pesara el abucheo de todo el Estadio cuando con 18 años erró un gol contra la Colombes actuando en el seleccionado Suplente.- Pero cuando las papas quemaban volvía a aflorar toda la plenitud de sus condiciones y entonces anotaba goles totalmente decisivos.- Más: en Liverpool se sabía que  “el día que Guillermo Pedra hace un gol, Liverpool no pierde”.-

14 de setiembre de 1969. LIVERPOOL 2 - Peñarol 0
Por Carlos Fernández.

Gol de Julio Peralta Gol de Alberto "torito" Gómez

Hoy  a 38 años de uno de los más grandes triunfos de nuestro querido LIVERPOOL, y quizás el que personalmente más recuerdo y festejé. Se jugaba por la 6ª fecha del torneo del año 69, Liverpool venia mal, estaba último en las posiciones con problemas por el descenso para ese año y solo un punto a favor, un empate 2 a 2 con Bella Vista (recién ascendido en la primera fecha) luego 4 derrotas consecutivas, Racing (0-2), Sud América(0-2),  River Plate(0,1) y Nacional(0,3).
La directiva de la época resolvió llevar a Peñarol a Belvedere. Peñarol venía invicto con 56 partidos sin perder. Su última derrota había sido por la 3ª fecha del uruguayo del 66 y después de eso obtuvo los títulos del 67 y 68 invicto. En este torneo estaba a un punto de Nacional.
Con una hermosa tarde de primavera, Belvedere repleto, mas de 8000 entradas vendidas, en esa época los hinchas se mezclaban en la tribuna, no había separación de hinchadas
LIVERPOOL formo con: Pedro Gonzalez Acuña, Salvador Picó, Francisco Campo, Jorge Vázquez, Edinson Amoroso, Manuel  Méndez, Julio Peralta, Alberto Gómez, Ricardo Brandón, Jorge Barreneche y José Maldonado.
Peñarol formó  con:
 Ladislao Mazurkiewics, Elias Figueroa, Roberto Matozas, Mario Méndez, Néstor Goncalvez, Omar Caetano, Nilo Acuña, Pedro Rocha, Alfredo Rojas, Ermindo Onega y Juan Joya.
Juez: Ramón Barreto.
Liverpool se puso
1 a 0 a los 15 minutos con un golpe de cabeza de Julio Peralta ante un corner puesto por José Maldonado (ambos jugadores nacidos en Paso de los Toros, y me detengo en Maldonado que prácticamente jugo desde 1967 al 76 en nuestro LIVERPOOL  donde fue capitán y seleccionado celeste) que superó a Caetano y la pelota dirigida al palo inferior izquierdo de Mazurkiewics nos colocó en ganancia.
El segundo gol llego promediando el segundo tiempo en el arco de Carlos de la Vega, luego de una combinación entre el sanducero Ricardo Brandón, que “aguanto” la pelota dándola al vacío al “torito” Gómez que al entrar al área la cruzó al palo izquierdo de Mazurkiewics lo que provocó el delirio de los miles hinchas negriazules en todo Belvedere.
Eran otras épocas, la hinchada seguía al equipo pese a no estar definiendo campeonatos y el barrio fue una fiesta, prolongada toda la semana.
Los recuerdos me traen a la memoria un gran partido de Pedro González Acuña, un golero salteño de gran estatura, que previamente había atajado para Cerro y participado en la final del año 60 entre Cerro y Peñarol, Francisco Campo jugó en LIVERPOOL por primera vez de 3 , el Tito Amoroso (que había llegado el año anterior de Atenas de San Carlos) y el Torito Gómez (para mi el mejor jugador negriazul que yo vi, que debutara en el 60, creo que con 18 años, en el primero y defendiera nuestros colores hasta el 71, jugador celeste en el mundial de México 70). Eran otros tiempos, la diferencia de “nombres” en los planteles muy grandes, pero … siempre fue difícil para los grandes obtener triunfos en Belvedere.

“Himno a Liverpool Fútbol Club”.
Por: Héctor Deambrosi.
En el 46 (1946) en toda la segunda rueda del Uruguayo Liverpool perdió sólo 3 puntos: perdió 1 - 0 con Central en el Palermo, y "de atrás" empató el último partido con Nacional en el Parque Central.
En aquella época nos retirábamos de los escenarios deportivos cantando el Himno a Liverpool.

Como puede que los jóvenes no lo tengan, me permito ponerlo (creo que se dice) "on line":

RECITADO
Deportistas: éste es el Himno de Liverpool, tantas veces coreado en los atardeceres de La Cuchilla, cuna de su nacimiento, donde hoy sigue viviendo con el calor de la hinchada, haciendo palpitar los corazones, como prueba innegable de su fuerte arraigo popular

CANTADO
Negro y azul, negro y azul,
son los colores del valiente Liverpool.
Igual no hay, igual no hay
en la República Oriental del Uruguay

Todos saludan a su paso a Liverpool,
cuadro aguerrido, team colosal,
sube a la cumbre con sus alas de victoria
y es una gloria del deporte nacional.

Resuenen sonoros los hurras
a Liverpool, a Liverpool,
Campeón lo proclama la gloria
a Liverpool, a Liverpool.

Amar el pendón negro y azul
Que nadie traicione su honor
Jugar por sport en Liverpool
es dignidad y honor

Liverpool... Liverpool... Liverpool...
es dignidad y honor

Bueno, si no me falla demasiado la memoria el cuadro en aquella época lo componían:
Quatrochi, Quique López y Holdoway; Artigas Rodríguez (a él y a Eirín habría que levantarles sendos monumentos), "El Cacha" Pedemonte y Leguizamón; y adelante "la gastaban" Calvo o "El Pepe" Godart, Manuel Vidal, Cabrera, "El Chato" Humberto Ramón Giménez y Godart o Santiago.-

“Para la mejor historia.”
Por: Héctor Deambrosi.
Me animo a decir los nombres de los mejores jugadores que a mi juicio en cada puesto vi con la "gloriosa". (Los jóvenes que pregunten por ellos a algún veterano que los haya visto jugar).

En el arco, obvio que Roque Gastón Máspoli.- En la línea de "backs", don José Salomón (muchas veces capitán del seleccionado argentino) y "El Tito" Hosiris Romero.- En la línea media, "El Diablo" Edgardo González, Sixto, (el mejor centrehalf que haya visto, incluso superior a Obdulio que fuera su suplente en el Seleccionado) y "El Pulpa" Raúl Rodríguez, half de impresionante calidad, malogrado por actitudes poco deportivas. Adelante, Pierino Latuada, Manuel Vidal, (quien también jugara en el seleccionado rosarino), Atilio García o "El Toro" Benítez, (llegó a jugar un partido el peruano "Alcalde", crack super reconocido del otro lado del Plata), Humberto "El Chato" Giménez o "El Pochín Villaverde" y como puntero izquierdo "El Pepe" Godart. Como "suplentes": Roberto Quatrochi en el arco, (titular del seleccionado rosarino), Mario Lorenzo (titular del uruguayo) y Cabrerita o Wálter Holdoway.
En la línea media, Artiguitas Rodríguez o Jorge Vázquez, Traverso y José Maldonado.
Y adelante, desde Alfredo González, un rosarino que jugó "un ratito" en Liverpool y luego fue el DT del Santos en la época de Pelé y Coutinho, pasando por "El Toro” Gómez, Quiroga, Guillermo Pedra, Carlitos Chaves...

No llegué a ver jugar al "Ruso" Michin, y menos a Etchegoyen , Naya y Tomasina. Pero la maula que tuve la suerte de ver SEÑORES DEL FÚTBOL con la negriazul.-
Y si la cosa es por coraje, qué no decir de Amaro Rodríguez, con un pulmón perforado por una costilla tras sufrir una alevosa agresión, quien siguió en la cancha hasta el pitazo final.
Antes que algún "veterano" me lo reproche: cometí tres olvidos inexcusables respecto del "medio campo": "El Taita" Gómez, quien jugando por el seleccionado llegara a meterse en el bolsillo al propio "Rey" Pelé, Rivero, en su momento el mejor "5" del medio, y Sorondo, un centre half sanducero que junto con El Taita Gómez imponían respeto.
Cinco nombres más que deben estar en la lista anterior: Luisito Campero, puntero derecho Campeón Sudamericano; El “Tano” Bertochi, jugador y goleador; Denis Milar, mundialista; El "Chaplín" Omar Abreo, entreala izquierdo y eventualmente centrodelantero quien casi llenara una época (era tal su habilidad en el transporte rápido de pelota y en el juego "a ras del suelo" que con viento en contra rendía aún mejor que con viento a favor), y aunque estuvo poco tiempo en Liverpool, como jugador y como persona creo que Tito Amoroso se merece un lugar.-

“La chilena Cabral”.
Por: Héctor Deambrosi.
Ese grito para los liverpoolenses que estén pisando los setenta ha de ser como un toque de diana.- Cabral era un half y/o back izquierdo venido de las inferiores de Peñarol (si mal no recuerdo, al igual que Adhemar y Hosiris romero, Dumpiérrez y Piñeyro por el pase de Manuel Vidal).- no jugaba mal.- pero tenía una condición que le costaba la titularidad: era amigo, y más que complaciente amigo, de toda una gurisada que andaba atrás de él.- y él, entre semana les prometía obsequiarles una chilena durante el partido.- y fuera como fuera éste, los gurrumines se la reclamaban, y él, antes de la finalización del partido, así fuera la única oportunidad de hacerla en la propia boca del arco de Liverpool, la hacía.- creo que nunca le salió mal.- pero por las dudas no le saliera bien, pasaron a ponerlo sólo en la reserva que en aquel entonces hacía el preliminar.- y a los botijas y a quienes ya no lo éramos tanto, nos pareció una tremenda injusticia.-

Las energías de los “veteranos”.
Por: Héctor Deambrosi.
Alvaro Gestido había sido half izquierdo en el mundial del 30 y centrehalf de Peñarol en años posteriores. Se retiró por el 38, pasando a jugar como militar en la liga universitaria.- por el cuarenta y poco, estando impedidos de jugar por diversas razones los centrohalf en actividad de Peñarol, volvió a vestir oficialmente la aurinegra.- el primer partido, bien.- el segundo, contra Wanderers, muy bien. Y en el tercero contra Liverpool, entre Santiago y Carrasale, los entrealas de Liverpool, le dieron un baile de novela. Allí mismo colgó los "tarros" para la actividad oficial.

En el 49, con un Obdulio Varela ya de treinta y un años, el director técnico de Peñarol, Emérico Hirsch, un judío húngaro que había recalado en el río de la plata, lo hizo jugar sólo en los partidos previos al contra nacional (Obdulio bien) y los contra nacional (muy bien). Después, el resto de los partidos los jugaba Esteban Da Silva.
Algo similar pasó con Atilio García en Liverpool. El primero, reintegro, bien. El segundo, muy bien. Y luego declinación hasta perder la titularidad. Después de un "descanso", ciclo similar.
Y en ese entonces se pasó a decir que al reintegro de un período de inactividad, un veterano volvía con toda la "polenta". Que al partido siguiente, tenía su máximo rendimiento. Y que después, entraba en declinación acelerada. No sé si ello tiene confirmación científica.
Pero me parece que se sigue cumpliendo... (con la diferencia de que antes se procuraba obtener de ellos el mayor rendimiento, y se lograba).-

Amaro Rodríguez.
Por: Héctor Deambrosi.
La amabilidad de Carlos corrigiendo un error mío sobre historias de liverpoolenses me tienta a contar de otro orgullo de los negriazules.
Puse en el foro que a mi entender Liverpool le debía un homenaje al menos a Artiguitas Rodríguez, a Eirin y a Francisco Campo quienes una vez que conocieron la institución consagraron su vida al servicio de la misma.  Reconozco que me quedó en el tintero Amaro Rodríguez, ingresado en la historia grande de Liverpool justo por el 56 o el 57. Jugaba de back izquierdo. Había venido del interior, creo que de tacuarembó, y muy pronto su corazón enorme se ganó el de la hinchada. En aquella época no se permitía otro cambio que no fuera el de golero y por lesión, cualquier otro jugador que se lesionara, o salía y dejaba a su equipo en inferioridad numérica, o pasaba a jugar de puntero, lugar donde se entendía tendría menos requerimientos físicos. 
Fue contra el arco de Carlos de la Vega, una pelota alta, frontal, de esos centros que normalmente van a manos del arquero, el delantero contrario, al ver que no llega a la jugada pone super mal inintencionadamente sus dos puños hacia adelante, y en plena carrera, en el aire, embiste a Amaro Rodríguez que saltaba un poco de "parapeto" del arquero. Amaro es impelido encima del golero, Este no puede embolsar la pelota que va hacia su derecha, y el puntero izquierdo contrario la impulsa dentro del arco. Como era Peñarol, obvio que el juez en vez de foul lo validó como gol. Faltarían unos veinte minutos. Amaro nada dijo y siguió jugando de back izquierdo como si nada tuviera. Tenía que repuntar ese 1 a 0 con que había pasado a perder Liverpool.
Una vez finalizado el partido, cuando llegó al vestuario echaba sangre por la boca. Es que él no había dicho nada, había seguido jugando como si nada hubiera pasado, pero la acción del rival le había fracturado más de una costilla, y éstas le habían interesado (perforado) un pulmón. Nunca más pudo volver a jugar al fútbol. Pero mientras pudo, hasta el último segundo, con costillas fracturadas interesándole el pulmón, había seguido en su puesto defendiendo la negriazul.-

Una dificultad para triunfar ante los “grandes”...Los árbitros.
Por: Héctor Deambrosi.
Cuando Atilio García vino a Liverpool la valla de nacional era la única a la que no le había convertido goles (por la sencilla razón de que nunca la había enfrentado). Fue en el primer tiempo contra el arco de la Colombes, le hizo tres golazos, cada uno prácticamente calcado del anterior: vino desde la derecha una pelota paralela a la raya final, al borde del área grande la dejó correr entre sus piernas, y de media vuelta de zurda la colocó contra el palo derecho del golero. Creo que nunca nadie sabrá porqué, de los tres goles el juez validó sólo uno. Dicen que en el intervalo Atilio con sus 36 años lloraba de indignación e impotencia.-

Y si bien es difícil decir cuál fue el máximo, quienes hayan visto o escuchado aquel partido con Peñarol a comienzos de los setenta, con arbitraje (¿?) de Martínez Bazán, deberán reconocer que difícil de superar tamaño despojo. Fue por la liguilla, (o como en esa época se llamara). hacía menos de un mes Liverpool por el uruguayo le había ganado incuestionablemente 3 a 0, el último con una inolvidable jopeada (ahora copiándole al tenis le llaman sombrerito) del “tano” Bertochi. Pues bien, Peñarol salió a boleadoras y hacha, y cada vez que un jugador de Peñarol "rajaba al medio" a uno de Liverpool, si éste no moría el juez lo echaba, y en caso contrario, echaba a otro. Resultado, en muy poco Liverpool estaba sólo con siete jugadores en la cancha y perdió 4 a 2.-

“Los que erran goles.”
Por: Héctor Deambrosi.
Reconozco que mi primer impulso es maldecirlos o criticarlos.

Después me recuerdo que "el chumbo" Escalada, jugador de nacional y del seleccionado celeste, era poco menos que una máquina de errar goles. Tanto los aficionados como los periodistas pedían poco menos que su cabeza.
Sin embargo, dos campeones olímpicos y mundiales, Héctor Castro en Nacional y Pedro Cea en la selección, los incluían en los respectivos equipos que ellos dirigían.
Una vez tuve oportunidad de plantearle el tema al primero, su respuesta me quedó grabada: " si yo pudiera formar un equipo en el que todos los delanteros fueran capaces de estar tres veces por partido en condiciones de convertir, esté seguro que ganaba todos los partidos por tres goles. Los que no sirven son los que nunca están en condiciones de convertir, no los que erran goles".

 “Recordando cuando éramos botijas...”
Por: Enrique Walter (Liverpoolense en Murcia – España).
Recuerdo,... hace ya unos años , tal vez más años de los que tenga algún forista negriazul, ...
Quiero hablar de los años 1960,61,62,63,64 cuando cuatro botijas de la calle Iglesias esquina Benito Riquet, concretamente los Nº 4208, y Nº 4203, los hermanos Martínez (yo mismo y Miguel Angel) y los Palma (el grande José Antonio ,el chico José Luis) fundamos un equipo de baby futbol,  ¿Y como se llamó ? LIVERPOOL JUNIOR.
Sus colores los del glorioso, las camisetas nos las dió el club, bueno en realidad nos dió algunas, las gestiones las hizo un amigo de mi viejo (Chenique). Creo recodar su nombre el Sr Barón que fué dirigente en esos años o años anteriores del glorioso. El resto de las camisetas que compramos fué en la tienda de deportes que había pegado al cine Copacabana, allí mismo o en una que estaba en la calle Angel Salvo esquina Carlos de la Vega e India Muerta, cerquita de las vías. Llegamos a jugar 2 o 3 amistosos con la tercera del glorioso que los dirigía Don Roberto Fleitas, antiguo amigo del viejo,!!!! En el mismo estadio Belvedere!!!!. Pero la cagamos, el último partido jugado allí, aburridos que nos cagaran a goles, empezamos a repartir leña como posesos.... que giles !!!
Jugamos varios partidos( en la corta vida de este cuadro ) en la cancha del Valparaiso que jugaba en la liga de baby fútbol, la cancha estaba ubicada en la calle Carlos María Ramírez esquina Iglesias , donde está la actual seccional de policia nº 19. Pasados los años se ubicó un local de remate allí mismo, en aquellos años cuando le dieron el piro a los del remate dijeron que iba a ir una estación de bomberos, y la seccional 19, ... se olvidaron de los bomberos, ... De allí mismo por la calle Iglesias a dos cuadras vivía yo, en dirección al Paso del Molino , y a una cuadra de mi casa está el parque Bellán y su escuela, en dirección Agraciada.
En mi calle esquina Carlos Maria Ramirez, en los carnavales se montaba un tablado de Rosas Riolfo, de la fábrica de pasta Belvedere hacia la esquina Dionisio Coronel, y más abajo de donde vivía yo a unas 3 cuadras, pasando Pilar Costa creo que es la calle Ascasubi (o estoy loco) estaba el mueble EL MOLINO. Cuando los taxistas bajaban desde Carlos M. Ramírez pasaban por nuestra cuadra y nos preguntaban por El Molino, los mandábamos a la Teja., Si nosotros no podíamos ellos tampoco.... nostalgia .....sin lloros .....

“El golazo de Armental”.
Por: Héctor Deambrosi.
En tren de "antigüedades" recuerdo por lo curioso de la situación el "golazo" de Armental.-

Era Armental un muy buen árbitro de fútbol. Parco, seco, exigente consigo mismo, era de los que daban garantías de imparcialidad.
Esa tarde jugaban en Belvedere Liverpool y River. Ya en el segundo tiempo Liverpool presionaba sobre el arco de Julián Laguna, sin encontrar formas de vulnerarlo. De repente desde el borde del área, un poco sobre la izquierda, alguien "shotea" bajo, fuerte, pero muy desviado. Tanto que la pelota tenía por dirección salir afuera por el límite derecho del área chica., Armental corría presuroso por ese lado en forma sesgada a tomar posición sobre la línea final, la pelota le sorprende en plena carrera da en él y sale despedida como "taponazo" hacia el lado izquierdo del arco de River donde se introduce como tromba.
Como el que la pelota toque en el juez ni invalida ni interrumpe el juego, Armental, para bronca de su amor propio y desconsuelo de los riverplatenses debió validar "su" golazo. 
No recuerdo el "score" final, pero sí que esa tarde no perdimos.-

 

Webmaster: DIEGO LEON
http://liverpool.deuruguay.com.uy
Sitio web creado por: Pablo Borrelli 
e-mail de contacto:pborrelli@hotmail.com administrador de este sitio web.
Copyright © 2004-2005 Liverpool Orgullo y pasión
Última modificación: 06 de noviembre de 2007